Limpieza de suelos de terrazo y mármol en oficinas

Una de las razones más importantes para externalizar el servicio de limpieza en tu empresa es la de tener un correcto mantenimiento de los suelos, especialmente si estos son de terrazo o mármol.
Una de las partes que más se ve en una oficina son los suelos por lo que una correcta limpieza de los mismos es fundamental, pero no solo eso, sino que aplicar un mantenimiento adecuado para evitar los efectos del desgaste puede incidir muy positivamente en la durabilidad de los suelos y en la imagen de empresa que se proyecta. Si no se efectúa un mantenimiento apropiado éstos suelos suelen perder su brillo y ofrecen una imagen de descuido.

Consejos para una óptima limpieza de suelos de terrazo y mármol en oficinas

Tratar estos suelos como materiales sensibles

En efecto, los suelos de terrazo o mármol son suelos fabricados a partir de piedra natural sensible a algunos productos como lejía que pueden hacer que pierdan su brillo natural o se deterioren. Por ello, es necesario el uso de productos específicos que limpien y protejan el suelo.

También hay que tener en cuenta las características particulares de estos suelos ya que ambos necesitan un mantenimiento diferente. Los suelos de terrazo están fabricados con una mezcla de guijarros de piedras y cemento. El pulido de su superficie es lo que le otorga su brillo característico, además suelen estar protegidos con una resina que mejora su durabilidad. De hecho, este último paso es lo que genera el brillo característico de esta superficie. También se la añade una resina al piso que hacen que dure por mucho más tiempo dicho brillo.

Si utilizas productos demasiado agresivos puedes desgastar la resina protectora y provocar que la superficie se torne opaca. Así, para evitar el deterioro ocasionado por su uso y por agentes contaminantes conviene realizar una limpieza frecuente con jabones neutros.

Limpieza frecuente

Los suelos de terrazo y mármol tienen superficie porosa por lo que conviene limpiar el suelo lo antes posible y con bastante frecuencia para evitar que las manchas queden de forma permanente.

Ponte en manos de expertos

Ante las manchas del suelo persistentes lo mejor es contar con una empresa especialista que sepa qué productos aplicar y como realizar un correcto mantenimiento. En algunas ocasiones puede ser necesario un pulido del suelo, lo cual no puede hacerse sin la maquinaria apropiada y el personal experto.