Limpieza de patios comunitarios

Limpieza de patios comunitarios o patios de luces.

Uno de los motivos de conflicto y discusiones más frecuentes en las comunidades de vecinos es la limpieza y mantenimiento de los patios comunitarios o patios de luces. Surgen dudas de quién tiene que ocuparse de estas tareas y también de quien tiene derecho a utilizarlo.

La limpieza y mantenimiento de estos espacios comunes es de vital importancia ya que su limpieza influye en el bienestar y salud de los vecinos así como en la imagen del edificio.

Cuando se busca una empresa de limpieza para el mantenimiento de los patios de luces hay que tener en cuenta que la frecuencia de limpieza y el modo de hacerlo será diferente en función del ti y estructura del patio.

Un patio de luces suele ser una zona interior sin cubrir rodeada por las propias paredes del edificio. Lo habitual es que las viviendas tengan ventanas (de la cocina o tendederos en la mayor parte de las ocasiones) a estos patios interiores y pueden servir, además de para aportar más luz y ventilación a las viviendas interiores, para tender la colada y ubicar cableado y tuberías.

Es posible que estos patios tengan el tamaño suficiente como para permitir su uso y disfrute, como en el caso de las tradicionales corralas, pero en otras ocasiones solamente tienen derecho a su uso a los vecinos de la planta baja. Dependiendo de este uso, la obligación de su mantenimiento y limpieza será diferente.

Si el patio es comunitario es la propia comunidad la que tiene que ocuparse de la limpieza del patio mientras que si el uso es privativo, como es lógico, será el propietario el que tenga que ocuparse de su mantenimiento.

Según el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, el propietario deberá: “mantener en buen estado de conservación su propio piso o local e instalaciones privativas, en términos que no perjudiquen a la comunidad o a los otros propietarios, resarciendo los daños que ocasione por su descuido o el de las personas por quienes deba responder”.

En el caso de que la comunidad tenga este tipo de patios de luces de uso comunitario, lo ideal es contratar a una empresa especializada para su limpieza y mantenimiento para evitar malos olores, grietas, goteras o incluso moho debido a la humedad y falta de luz.

La comunidad, con ayuda de la empresa especializada, establecerá un plan de limpieza y periodicidad y se utilizará para su limpieza los productos y maquinaria más adecuada según el estado del patio y su estructura.