Limpieza de hoteles

Limpieza de hoteles.

limpieza de hoteles

La externalización de la limpieza en hoteles es cada vez más frecuente. Estas empresas hosteleras buscan ofrecer el mejor servicio a sus clientes manteniendo sus instalaciones en condiciones óptimas y al mismo tiempo obtener el máximo de rentabilidad o eficiencia de cada decisión que toman.

Los hoteleros saben que uno de los puntos más importantes para que los clientes estén satisfechos es precisamente la limpieza. Este es el aspecto más valorado por los huéspedes independientemente del tamaño del hotel seguido por mantenimiento o conservación de los espacios y el equipamiento.

La limpieza en hoteles, factor clave para la satisfacción de los clientes.

Como ya hemos comentado, la limpieza es el aspecto más valorado de los huéspedes. En los hoteles transita un volumen alto de personas de forma diaria, tanto clientes como trabajadores por lo que las condiciones de limpieza deben ser más exhaustivas que en otros espacios. Extremar la limpieza de un hotel redunda en una mejor imagen y satisfacción de los clientes. Las instalaciones siempre deben estar en perfecto estado y listas para su uso.

Debido a las características de este tipo de negocio, con gran volumen y tránsito de personas, los diferentes horarios que los huéspedes tienen para salir y entrar de las habitaciones y los servicios que se ofrecen en el hotel (restaurante, gimnasio, piscina…) las tareas de limpieza deben estar perfectamente planificadas y adaptadas a las necesidades del propio hotel. Una empresa de limpieza de hoteles con experiencia es fundamental para ofrecer este servicio a la perfección, con la planificación y flexibilidad necesaria y óptima para garantizar el buen desarrollo de la vida diaria dentro del hotel y la satisfacción de los clientes.

Áreas a tener en cuenta en la limpieza de hoteles.

Cada espacio dentro de un hotel tendrá unas necesidades concretas en materia de limpieza y mantenimiento. Las áreas a tener en cuenta son las siguientes:

Limpieza de habitaciones:

– Limpieza general a la salida y entrada de cada cliente
– Limpieza de cobertura o descubierta (limpieza y preparación diaria de las habitaciones).

Limpieza de las zonas nobles, internas y externas.

Higienización de zonas de piscina, spas y gimnasios.

Espacios que necesitan también de una limpieza especializada con productos desinfectantes para evitar la propagación de enfermedades.

¿Qué pedir a una empresa de limpieza de hoteles?

Para decantarse por una empresa de limpieza de hoteles u otra hay que valorar los siguientes aspectos:

  • La empresa debe tener conocimiento de la normativa a aplicar en materia de limpieza y mantenimiento de espacios hoteleros y actuar conforme a los protocolos establecidos y cumpliendo las estipulaciones publicadas oficialmente por el Ministerio de Turismo.
  • Debe usar productos no nocivos con el medio ambiente que garanticen la limpieza y desinfección adecuada sin poner en riesgo el medioambiente o la salud de los huéspedes y empleados del hotel.
  • Debe trabajar de acuerdo con la ocupación semanal del hotel ayudando a que la atención por parte del hotel hacia sus clientes sea inmejorable y no se vea afectada por las tareas de limpieza. Para ello, la programación de limpieza debe contemplar los horarios de las actividades más comunes dentro del hotel para responder con máxima eficacia a las necesidades del mismo.

¿Cómo trabajamos la limpieza de hoteles en Limpiezas Baeza?

Como para cualquier otro tipo de cliente, el primer paso es analizar de forma exhaustiva las necesidades del hotel en materia de limpieza y mantenimiento para, posteriormente, decidir cuál es el mejor plan de limpieza y la mejor forma de proceder. El plan de limpieza del hotel dependerá del tamaño del mismo, capacidad, número de personas que transitan a diario y las actividades que en él se desarrollan.

Una vez conocidas las necesidades del hotel se hace una propuesta de trabajo detallada en la que se incluye un desglose de cada uno de los trabajos de limpieza del hotel que se van a llevar a cabo así como las técnicas que se van a emplear y la frecuencia de las tareas de limpieza.

Los trabajos de limpieza del hotel se inician de acuerdo al plan aprobado por el cliente cumpliéndose siempre los plazos acordados así como los horarios para favorecer la rutina diaria del hotel y garantizar que las instalaciones se mantienen siempre en el mejor estado interrumpiendo lo mínimo posible las actividades regulares del hotel.

Los trabajos son siempre supervisados por el encargado, estableciendo un riguroso control de calidad para garantizar el mejor trabajo.