Como limpiar el humo y olor a quemado

Estrategias para quitar el humo y el olor a quemado.

El humo que se genera al cocinar es uno de los principales inconvenientes para el hogar, sobre todo si este carece de gran ventilación o durante el invierno cuando las ventanas permanecen cerradas la mayor parte del tiempo.

El humo de cocinar puede deteriorar las pinturas de techo y paredes y otros elementos del hogar. El humo y el olor a quemado además puede ser perjudicial para los habitantes de la vivienda por lo que tener precaución, en primer lugar, para que este no se produzca o no se extienda es fundamental pero además, es importante limpiar adecuadamente y ventilar después de cocinar para evitar daños.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

Instalar una campana extractora y revisar y limpiarla de forma periódica.

Como es evidente, la campana extractora juega un papel fundamental para evitar la acumulación de humos por toda la vivienda. No solo en restaurantes o cocinas grandes es vital sino también en cocinas pequeñas en las que la ventilación es peor. La campana extractora permite eliminar totalmente y de forma rápida el humo que se produce al cocinar e incluso humos procedentes de la comida cuando esta se quema accidentalmente.

Sin embargo, es importante que la campana extractora esté siempre limpia. La grasa y humos de la cocina pueden obstruir los filtros reduciendo su efectividad. Por lo que es un elemento que también está sujeto a revisión y mantenimiento.

Utilizar vinagre y limón dentro de las ollas.

Cuando estás cocinando puedes colocar un chorrito de vinagre o varias rodajas de limón dentro de la olla. Esta solución también sirve cuando la comida se ha quemado y quedan restos en la olla. Puedes llenarla de agua, ponerla a hervir con vinagre y limón para que los restos pegados se ablanden sin emitir más humos u olores.
También puedes poner a hervir agua con limón y vinagre cuando hay mucho humo en la cocina y quieres retirar el olor. Es una solución efectiva para purificar el aire de forma natural.

Limpia los restos de humo y quemado de las paredes.

Si se ha producido un pequeño incendio y el fuego ha alcanzado alguna pared es probable que haya dejado grandes manchas en la misma. Cubre el suelo con alguna tela grande o plástico para que los restos de partículas y hollín no caigan directamente al suelo cuando limpies, así no tendrás que limpiarlo después.
Puedes eliminar el hollín utilizando primero un aspirador de mano y un cepillo. Cepilla la superficie de la pared y trata de retirar la mayor parte posible de partículas. Una vez retiradas las partes sólidas tendrás que aplicar agua y algún producto detergente, preferiblemente de tipo natural o neutro para no dañar la pared, y retirar así las manchas de quemado.

Acude a una limpieza profesional.

Si la comida se ha quemado accidentalmente y has sufrido un pequeño incendio en la cocina, la gran cantidad de humo y partículas generadas pueden ser altamente nocivas para tu salud. Acudir a una empresa de limpieza especializada puede ser de utilidad ya que ellos utilizan procedimientos y materiales eficaces y seguiros para retirar las manchas de quemado, limpiar los restos de humo y partículas y ventilar la estancia para que puedas volver a tu hogar cuanto antes.